sábado, 24 de enero de 2009

Un cambio de aires...

(English translation at the end of the post)
Veleta en Beeston
Veleta en Beeston

Hay momentos que por alguna razón uno se siente perdido y necesita ubicarse de nuevo. Hace falta encontrar de nuevo el rumbo hacia el que dirigirse. Y a veces parece que no vaya a llegar nunca lo que uno espera... 

Hay veces que las indicaciones están oxidadas y cuesta más llegar. Otras veces, que por causas externas, el viento mueve la flecha dificultando ver claramente hacia donde ir. Pero no importa cuanto tarde en centrarse, al final siempre indica un camino. No importa lo oxidada que esté, ni los años que tenga, la flecha siempre sigue el rumbo que le indica el viento.

Las hay de oro, viajando en veleros ...

Veleta
Veleta en Londres

... las hay redundantes...

Tower of London, the weathercocks, and the moon
Torre de Londres

...pero no importa, porque todas indican al mismo lugar. 

Mi flecha finalmente se centró (más o menos), los vientos se calmaron después de muchos muchos meses y finalmente llegó el cambio de aires tan esperado. La flecha apunta hacia Philadelphia , me iré dentro de una semana ... y me quedaré allí 4 meses. Esto será parte de mi doctorado, y si todo va bien, será el empujón que necesito para poder acabarlo cuando vuelva. Así que, como Juliette Binoche en Chocolat, me voy a donde me lleva el viento... en esta ocasión, al otro lado del charco...

Desde allí os contaré más cosas, pero para eso, aún me queda una semana en la isla.
____
Sometimes we get a bit lost and we need to find ourselves again. We need to find a purpose to follow. Sometimes, it seems that what we are waiting for never comes...

Sometimes, the indications are roosted and it is more difficult to arrive. It happens that certain external causes move the arrow making it more difficult to discern where to go. But it doesn't matter how long it takes, in the end the arrow always indicates a path to follow. It doesn't matter how roosted it is, or how old it is, the arrow always indicates the direction of the wind.

There are gold arrows, traveling in gold sailing ships, there are redundant arrows, but it does not matter, in the end, they all indicate the same direction.

My arrow finally got stable (more or less), and finally the direction of the wind changed after many months waiting. My arrow points to Philadelphia, and I am leaving in one week, to stay there 4 months. This will be part of my PhD, and hopefully, the last step to finish it on time. Like Juliette Binoche in Chocolat, I will go where the wind takes me... in this case, to the other side of the ocean.

From there I will tell you more, but before, I still have another week to go in the Island.

7 comentarios:

Una Zamorana y un Sallentí dijo...

Me alegro que tú veleta marcará finalmente un camino claro.

Se me ocurren mil preguntas (no puedo evitarlo, es cómo si ya te conociera)

¿Volverás a Inglaterra? ¿Os mudais los dos juntos? ¿Significará el cambio a otra ciudad?

Veo que somos almas viajeras y no puedo evitar sentirme complice.

Mucha suerte en tu nueva aventura.

Te aseguro que te seguiremos en tu camino.

Conchi

CHucky dijo...

:-)

Buen viaje. Buena estancia.
BesouXXX

Ana. dijo...

Pues como las preguntas ya te las ha hecho Conchi, sólo me queda desearte la mayor de las suertes, que todo te salga como esperas...
Y ve contándonos cositas; ahora nos descubres Philadelphia, ok? Estaré pendiente!
Qué originales las veletas!

Sylvia dijo...

Muchas gracias a todos por los buenos deseos!

Conchi, es sólo por 4 meses, luego me volveré a Inglaterra a acabar mi tesis. Yo tengo una beca de la comisión europea (Marie Curie), y la tesis la hago por la Universidad de Nottingham, así que no me queda más remedio que volver. La cosa es algo complicada, pero la persona que me supervisa de verdad está en Philadelphia, con lo que espero poder avanzar allí más rápido, además que el grupo es mucho mejor que el de aquí. Y aquí, básicamente trabajo con él por email, con lo que trabajar en el mismo lugar debería de facilitarme mucho las cosas. Sergio no viene, sólo voy yo. Es como si fuera un viaje de trabajo, me lo subvenciona la Universidad de aquí y es para continuar con mi doctorado y para formarme más. Sergio se vendrá de vacaciones en Pascua únicamente, pero no puede dejar su trabajo de aquí, ya que no es algo permanente.

Yo volveré a Inglaterra después de 4 meses, y si todo va bien acabaré oficialmente mi doctorado en Septiembre. Entonces, sí que nos plantearemos un cambio más definitivo, pero aún no sabemos donde será.

Sí, somos almas viajeras. Ya te dije en una ocasión que yo también me consideraba un culo inquieto y me siento muy identificada contigo.

Ya os iré contando más cositas...

Chucky, ya se solucionó el problema del tiempo? Ya te dije que no desconectaras la máquina... jajajaja...mira la que has liado por allí! jajajaja
Muchas gracias Cuchi Cuchi...

Ana, muchísimas gracias por los buenos deseos, y os intentaré descubrir Philadelphia y los alrededores. La suerte es que está a una hora en tren de New York, y a otra hora en tren de Washington, con lo que tengo pensado hacer un poco de turismo también y conocer nuevos lugares. Eso me fascina!

Ana. dijo...

Ya tienes la maleta hecha? Qué nervios y qué ilusión, no?

Sylvia dijo...

Pues aún no la he hecho... la haré en el último momento como siempre! Y es que tengo una conferencia en Orlando una semana después de llegar a Philadelphia, y estoy acabando de preparar los artículos y las presentaciones... Por eso últimamente voy algo loca...
Pero sí... con mucha ilusión... aunque echaré mucho de menos a Sergio... y sí, con muchísimos nervios también...el tiempo vuela y no me da tiempo a hacer todo lo que necesito...

Kuanyin dijo...

Muchisimo éxito!!!