jueves, 29 de septiembre de 2011

Buscando en el baúl de los recuerdos

Old traditions

He vuelto. Aunque ya sé que por la actividad de este blog bien se podría uno pensar que me ha tragado la tierra. Pero no, aquí sigo. Estuve un mes de vacaciones y volvimos hace 20 días. Todas las cosas que uno piensa hacer cuando tenga vacaciones... yo también las pensé, pero no hice ninguna. 

Primero nos fuimos a Valencia a ver a la familia y a sufrir el calor extremo de esta ciudad húmeda en verano. Después decidimos que echábamos de menos el fresquito de la isla y nos fuimos 15 días al norte de España, que tiene un clima muy similar y que nos sentó de maravilla. Este fue un viaje interno, emocional, personal y muy intenso. Estuvimos buscando en el baúl de los recuerdos familiares, desempolvando papeles del siglo pasado, buscando de donde venimos y lo que mi familia dejó atrás. Nos encontramos con gente maravillosa que nos ayudó por el camino. Nos metimos en archivos municipales, archivos militares y bibliotecas, todo para poder saber y conocer sobre nuestra propia historia, sobre los nuestros. Porque no se puede saber a donde va uno sin saber de donde se viene. ¿No os parece? 

Yo hay días que no se muy bien a donde voy. Especialmente cuando volvimos a la isla y empecé a trabajar al día siguiente de volver. Mi energía vital se me debió de quedar en el avión porque no la encontraba por ninguna parte. Después de un par de semanas arrastrándome de un sitio a otro, ya por fin parece que vuelvo a ser un poquito persona. Sólo un poquito. 

Lo que sí que os puedo decir es que cada día conozco más sobre de donde vengo y estoy muy orgullosa de mi familia. Su historia es dura, como la de tantas otras personas que vivieron una época de horror. Mi memoria. Su memoria. La que intentamos recuperar un poquito en este viaje. La que queremos que él nos cuente, para que ciertas cosas no se olviden nunca.

P.S: Vuelvo mañana a enseñaros las fotos de "gente de espaldas" para La vuelta al mundo. ¿Os pasaréis un ratito?


5 comentarios:

Vane dijo...

Sylvia!!!! bienvenidaaaa!!!!!!!

Ya hablamos por mail sobre todo lo que suponía este viaje para ti y me hizo mucha ilusión que me contaras cómo había ido todo. Entiendo perfectamente la ilusión que te hacía rescatar esa memoria de los archivos y se me pone la piel de gallina imaginándote descubriendo nuevos datos de tu pasado. Desde luego que este era un viaje necesario y me alegro muchísimo de que hayas podido realizarlo.
Es normal que después de tantas emociones te descoloque un poco la vuelta a la rutina, pero tiempo al tiempo, enseguida estarás en órbita de nuevo :-)

Te mando un abrazo muy fuerte y otro para Sergio (espero que esté un poquito mejor)

besos!!

Vicky Bonifacio dijo...

Que lindo viaje!!!
Yo siempre fui de armar el árbol genealógico, pero hay muchos huecos... tendría que irme a un pueblito en Uruguay para saber un poco más, algún día lo haré.

Espero que vayas juntando fuerzas para seguir, cuesta un poco retomar la rutina!
Besos

REME dijo...

Siempre es dificil volver a la rutina después de unas vacaciones. Pero si en ellas se han vivido emociones y han sido de busqueda de recuerdos, esa pendiente todavia se hace más dificil de escalar.
ANIMO!!!!
Me encantan tus fotos y como explicas tus experiencias. Te sigo desde hace poco pero es fantástico volver a tener noticias tuyas.
un saludo.

reme

Sylvia dijo...

Vane, muchas gracias! Ya iré contando más cosas del viaje poco a poco, que aún me queda mucho, y también enseñaré fotos de lo que visitamos. Ya voy regresando. Un besote!!

Vicky, bienvenida y muchas gracias por tu comentario. Mi papá es el encargado del árbol genealógico. Él lleva haciéndolo desde hace muchos años. Yo me fui a hacer un viaje para mi abuelo, para buscar a los que él perdió durante la guerra civil (su padre y dos hermanos), para buscar los lugares donde vivió y de donde se tuvo que exiliar para poder sobrevivir. Para ayudarle a escribir sus memorias. Ya lo iré contando poco a poco. Un beso.

Reme, bienvenida y muchas gracias!! Fue un viaje muy emocional pero a la vez fue muy hermoso. Gracias por los animos, ya estoy en marcha y de nuevo a la normalidad. Besos.

Amanda Keeys dijo...

Oh my gosh, what a gorgeous scene!