miércoles, 10 de diciembre de 2008

¿Sabes coser un botón?




Para los que no lo sepan todavía, mi Sergio me llama "la loca del patchwork". Lo descubrí hace unos años en Valencia (el patchwork, bueno a Sergio también pero hace más de 10 y eso es otra historia). Un día necesitaba fundas para cojines, y me aventuré por las calles del centro. Quería algo original y no cualquier funda. Entonces la vi, una tiendecita chiquita en medio de patios y otras tiendas, en una calle perdida. "La tía Pepa" se llamaba la tienda, y tenía cosas hermosas en el escaparate. Preciosas colchas hechas a mano y con todo tipo de detalles, generalmente en tonos pastel. Me quedé embobada mirando el escaparate. Era justo el tipo de tienda que estaba buscando y pensé que ahí encontraría mis preciosas fundas para mis cojines, así que decidí entrar. Pero cuando pedí fundas de cojines, Amparo, la dependienta, me dijo que allí no vendían fundas hechas, pero que podía hacermelas yo. Le abri ojitos como platos y le dije que no creía que eso fuera posible, dado que yo no sabía coser. Entonces me hizo la pregunta mágica  (que hoy en día uso yo también cuando alguien me dice que no sabe coser pero que le gustaría hacer patchwork): ¿Sabes coser un botón? 

Me quedé algo pensativa y contesté que sí, porque hasta ahí llegaban mis conocimientos del mágico mundo de la aguja... Y entonces me contestó: Entonces ya sabes hacer patchwork.

Incrédula de mi, pero a la vez fascinada por la idea, decidí probar suerte. Había visto hacía tiempo una película llamada "Donde reside el amor", que basicamente trata de un grupo de mujeres que hace una colcha de boda en la que el tema es el amor, pero cada mujer aporta una pieza de la colcha, interpretando el amor a su manera. La película me pareció preciosa, y a la vez me dejó pensando que algún día me gustaría hacer algo así, pero no pensaba que fuera a pasar tan pronto.

Amparo me explicó como hacer el cojín, lo que iba a necesitar, me dibujó un diseño y me ayudó a elegir las telas para ello. Me llevé las telas a casa, las metí en un cajón y me olvidé de ellas...
Compré unas fundas en el Zara Home para ser práctica y pasó el tiempo...

Un año después, encontré las telas y decidí ver si Amparo tenía razón. Y sí, es verdad, si sabes coser un botón puedes hacer muchas cosas... por algo se empieza. En ese momento, empezó mi fascinante aventura por el mundo del patchwork, porque con unas fundas de cojín, me enganché y empecé mi primera colcha, a esa siguió otra, y otra, y bueno puedo decir que es uno de los hobbies más bonitos que tengo en la vida. 

Y para muestra, un botón... 


Mis primeros cojines, hechos ya hace 3 años y cosidos totalmente a mano.

8 comentarios:

Una Zamorana y un Sallentí dijo...

Yo sé coser un botón, pero como diríais en "valenciá-catalá", molt malament.

No me veo yo capacitada de hacer ese pedazo cojín y eso que me aprendería coser, si señor, pero por mucho que lo ha intentado mi madre, no está entre mis habilidades.

Muy chulos y me alegro que tengas un hobby tan entretenido. Los inviernos de estos países seguro que dan para mucho.

Conchi

Sylvia dijo...

Es más fácil de lo que parece, y estoy convencida de que cualquiera puede hacer patchwork. :)
Todo es práctica... y lanzarse!

CHucky dijo...

Yo, para empezar, he buscado información... y desde la wiki en inglés he llegado a la wiki en español: Almazuela. :-S

Besos de tu primer follower (by the way: quasi-funcionario).

Sylvia dijo...

Hola Cuchi cuchi!
Que bien verte por aqui... y aportándonos el término correspondiente a patchwork en español, aunque para serte sincera es la primera vez que oigo lo de almazuela... Hasta en España lo conocen como patchwork (con variantes en la pronunciación), pero siempre se aprende algo nuevo.

Ya veo que eres uno de mis pocos seguidores... Así me gusta, fiel desde el principio!
Y has tenido el gran honor de ser mi primer seguidor!
Que tal por Madrid?
Enhorabuena por lo de funcionario!
Besos para tí y para Luna.

CHucky dijo...

@Sylvia: :-)

Sí, yo tampoco conocía el término de almazuela (tampoco conocía el de patchwork), pero es una de las cosas buenas de la Wikiperdía, que te ayuda a aprender idiomas (buscas la palabra que conoces en el idioma en que quieres y... tachán).
Me encanta descubrir palabras nuevas en castellano, su significado, etimología... a pesar de ser de ciencias cada día me gustan más la lengua y las leyes :-S

Seguidor tuyo (y de Zergio; ¿no se cuenta nada?), por descontado. La verdad se os echa de menos (aunque nos veamos de lustro en lustro).

¿Madrid? Como siempre, no cambia. Y España tampoco. El trabajo en el sector de la informática (¿Ingeniería? No: consultoría) sigue siendo una mierda. Si no fuese por lo que es (que están a puntito de nombrarme funcionario) lo dejaría y me dedicaría a otra cosa (a pesar de lo que me gusta la Informática); y si no fuese por lo que es me largaría de este país cagando ostias. De momento (en los próximos dos años) no podemos movernos Luna y yo; ella ha encontrado un curro de 2 años de investigación en el Bancospaña (¡es la ostia mi niña!) y yo... mis opos :)

Besos, besos y más besos.

Sylvia dijo...

Si, a mi tambien me gusta descubrir nuestra lengua y sus curiosidades.
Nosotros tambien te echamos de menos y aquellos maravillosos años Bretones... mira que pasamos buenos momentos juntos... y no tan buenos tambien, pero eso une! jajaja...
Pues mi Sergio ha llegado hoy de Cambridge de una conferencia, y muy contento.
Dale la enhorabuena a Luna! Me alegro mucho por lo de su trabajo... y por el tuyo tambien...
Un besote a los dos!

Alesi dijo...

Hola, te vi en el flickr y quise venir a ver como pasar de coser un botón a hacer una mantota....

Que interesante, muchas gracias por el tip, me da mucho gusto que te haya gustado y hayas pasado la barrera de sentir que es difícil.

Seguiré visitandote.

Sylvia dijo...

Bienvenida Alesi!!! Mucho gusto verte por aquí. Aún hay cosas que me parecen difíciles, pero para mí lo importante es disfrutar con lo que hago.
Me alegra que te haya gustado. Es cuestión de lanzarse.