viernes, 14 de agosto de 2009

Paseando entre flores de lavanda

Lavender

El otro día la encontré paseando por mi jardín, entre flores de lavanda.

Para el blog...

Llevaba puesto su mejor traje de color naranja (el color favorito de Sergio), lo lucía con elegancia, con su andar pausado, me miró y sonrió. Estaba felíz y radiante. A ella le gustaba especialmente el aroma de mi lavanda, y recorría sus tallos con suavidad, acariciándolos delicadamente a cada paso. La brisa le traía un perfume embriagador, y le atraía hacia las flores moradas.

Going up (Para Netta)

Se paraba a menudo, subía sin prisa, disfrutando de cada momento, saboreando cada sensación, el despertar de sus sentidos. Se detenía en cada flor para deleitarse con cada forma y color.

Walking in the lavender...

La lavanda bailaba con ella al viento y le susurraba cosas al oído, como una pareja de enamorados.

Love lavender

Ella se sentía como en un cuento de hadas, rodeada de lucecitas moradas.

Paseando entre Bokeh de lavanda (Para Jackie, Gaby y Fran)

Cuando se empapó por completo del aroma a lavanda y del espectáculo visual a su alrededor, ella le le lanzó un beso agradecido y voló, a la búsqueda de otros pequeños placeres cotidianos. La lavanda se quedó allí, a la espera de su próxima visita.

Deberíamos aprovechar al máximo la esencia de la vida, recorrerla acariciándola con delicadeza, disfrutándola a cada paso, empapándonos de su sabor, y siempre volando al encuentro de nuevos aromas que nos hagan sentir cada día un poquito más vivos.

14 comentarios:

Lina dijo...

Bonita forma de ver lo bello de la sencillez, de la cotidianeidad.

Bellísimas las fotos.

Una Zamorana y un Sallentí dijo...

Me encantan tus fotos, ya te lo dije.

Y que tu mariquita era amiga de la mía también.

Besitos desde Finland

Conchi

María dijo...

Que bonita forma de entender la vida.
Me encantan las fotos (aunque la segunda no puedo verla).
¡Buen fin de semana!

María dijo...

Perdon, la tercera, que el calor no me deja ni contar.

Lyn dijo...

Es una belleza. Esa bichito es de mis preferidos, y mira q coqueto q estaba con su trae de gala posando para ti. Q buen montaje el q hicist y las palabras a penas apropiadas.
Gracias por regalarme esto justo ahora. Un abrazo.

Coco dijo...

Ay! Muero de envidia! Que bella y olorosa es la lavanda, hasta acá llega el olor delicioso.
Lástima que aqui en México, no tenemos lavanda (si alguien sabe donde hay, por favor avisenme).
Y las fotos.... sin palabras!
Saludos
Coco

mc dijo...

Me gusta esta secuencia, parece sacada de un libro para ninnos.
Encontrar mariquitas en los jardines es definitivamente uno de los pequennos placeres del verano.
Saludos!

Vane dijo...

Tienes razón Sylvia, y que historia y fotos tan bonitas, jeje

Me encantan las mariquitas, yo también les hago fotos siempre que me encuentro alguna:

http://planetavaneta.blogspot.com/2008/08/ladybug.html

Besitos!

Jackie dijo...

Este post es como para tirarse por el balcon de la hermosura. Soy anti-bichos pero no he podido evitar caer fulminada de amor ante el coquito (asi le decimos en Venezuela).

Que maravilla Sylvia ♥

Sylvia dijo...

Lina, muchas gracias, me alegra que te hayan gustado las fotos. Quería hacer una serie parecida.

Conchi, sí, es amiga de la tuya, jajajaja... me alegra que te hayan gustado.

María, muchas gracias. Creo que lo arreglé, si aún así no puedes verla dímelo.

Lyn, qué linda, muchas gracias! Otro abrazo para tí también!

Coco, no tenéis lavanda?? Entonces tendrás que hacer una visita a Reino Unido, aquí hay lavanda en todas las casas, y granjas de lavanda donde se cultiva a lo grande. El año pasado fui de visita a una, pero quiero volver el año que viene. Un besote!

mc, me alegra que te haya gustado. Intente hacerlo como una historia... Me encanta ver animalitos en la lavanda y tomarles flores, aunque creo que más por la lavanda, que me tiene enamorada!

Vane, qué fotos más bonitas! Me han encantado las fotos de tu mariquita!! Gracias por compartirlas. Yo también hago fotos cuando las encuentro en el jardín, aunque no suele ser muy a menudo.

Jackie, muchas gracias!! Qué alegría tu visita! Me alegra mucho que te hayan gustado las fotos de coquitos. Yo tampoco soy muy de bichos, y eso que mis dos padres son biólogos, por mucho que lo intentaron, pero yo soy más de florecitas! jajajaja... Aunque este bichito me pareció bien lindo rodeado de morado y me lo pasé muy bien haciéndole una sesión fotográfica. :)

Un besote a todas y qué paséis un buen fin de semana!!

Una Zamorana y un Sallentí dijo...

Sylvia, ¿todo bien? Te veo muy ocupada y me muero de ganas de saber tus nuevas noticias

(Te escribo aqui porque no creo que estés entrando en facebook)

Conchi

ana dijo...

Hola Sylvia!
Me maravilla ver lo versatil que eres transmitiendo sentimientos a traves de las fotos: desde un mural en Filadelfia, el puesto de limonada de Alex, o siguiendo el caminito de una mariquita e inventandote una conversacion!.

Suena cursi, pero al ver las fotos, una hace guaaauuu!que buena! de verdad que me gusta tu estilo. Mucho!

Un beso desde Vancouver!

Sylvia dijo...

Ana, muchísimas gracias!! Me alegra mucho que te guste!! Yo me lo paso muy bien escribiéndolo, aunque me gustaría tener un poquito más de tiempo para compartir más cosas, pero ya vendrá.

Un beso y buen fin de semana!!

Kaoru dijo...

todo se ve maravilloso..tus fotos son hermosas que arte mas bello