domingo, 21 de febrero de 2010

Las zapatillas rojas

The red shoes ♥

Si hace tres años y medio me llegan a decir que la parte más difícil e intensa de un doctorado es la escritura de la tesis, no me lo habría creído. Probablemente hasta me hubiera reído de lo ridículo que suena. Y es que si uno lo piensa detenidamente, ¿cómo va a ser más difícil escribir lo que uno ha hecho durante un doctorado que realizar la propia investigación? No tiene ningún sentido, lo sé, y sin embargo, es la parte más difícil sin lugar a dudas. Cuando uno empieza a escribir, se sube a un tiovivo emocional que dura incluso después de haber acabado de escribir. Y es que escribir lo que uno ha estado haciendo en los últimos tres años no es tarea fácil. Pero lo peor es que pone a prueba la constancia, la paciencia y la estabilidad emocional, entre otras cosas. También pone a prueba la amistad y todas las relaciones sociales que uno tuviera, porque durante esta etapa uno sólo vive para acabar la tesis, y esto se prolonga siempre mucho más de lo que uno (y los demás) quisiera. Uno tiene que poner la tesis como la prioridad número uno para poder acabar, y eso conlleva muchos sacrificios. A veces uno se siente como en las películas basadas en las novelas de Stephen King, esas donde hay un pasillo y uno se pone a correr, pero nunca llega al final del pasillo. Es una sensación tan horrorosa e intensa, uno puede ver el final, pero este final parece que no va a llegar nunca. Así me he sentido durante meses, hasta que por fin, llegué al final del pasillo. Sí, hace un par de semanas que acabé de escribir la tesis. Y aunque ahora empieza un proceso burocrático y formal para poderla presentar oficialmente, lo más difícil ya está hecho. 

Pero, ¿Y ahora qué? Mientras estaba escribiendo la tesis, siempre se me ocurrían mil cosas que podría hacer si no tuviera la tesis. Quería aprender más fotografía, hacer patchwork, pasear, leer, ver a mi familia y amigos... pero todo esto siempre iba precedido de un "cuando acabe la tesis..."  Uno siente una presión invisible que le acompaña a todas horas, haga lo que haga, esté viendo una peli, durmiendo, comiendo... esa constante presencia de la tesis en la cabeza. Es como la historia de las zapatillas rojas, la tesis te posee y no te deja parar, forma parte de tí. 

La historia de las zapatillas rojas es un cuento de Hans Christian Andersen en el que una niña recibe unas zapatillas rojas encantadas, que en cuanto se las pone la poseen y no puede parar de bailar. Es una historia que se llevó al mundo del ballet, y al cine en 1948. A mí me encantó la película, porque me apasiona lo que tenga que ver con el ballet. Aquí podéis ver el trailer:



La película trata una historia dentro de una historia, y se hace un paralelismo entre la vida de la protagonista y la historia original adaptada al ballet. La actriz y bailarina Moira Shearer borda el papel con escenas preciosas que se quedan marcadas en la memoria para siempre. Como todos los cuentos de Hans Christian Andersen este es algo macabro. En la historia original, la niña lo deja todo a un lado porque lo único que puede es bailar con sus zapatillas rojas. Son las zapatillas las que tienen el control. Se muere su madre adoptiva y no va ni al funeral porque no puede dejar de bailar. Cuando lo pierde todo a su alrededor, intenta detener su situación, pero no puede. Entonces se le aparece un angel y la condena a bailar hasta después de su muerte, para que le sirva de ejemplo a otras niñas. Para eludir tan trágico destino, decide cortarse los pies y en su lugar le ponen unos pies de madera. Pero a partir de ese día sus pies de verdad la siguen a todas partes, bailando con las zapatillas rojas.

Esta historia caracteriza muy bien el estado transitorio de una tesis y el no poder parar porque ella controla tu vida. Pero claro, ¿qué pasa después? Lo que no me podía imaginar es que el acabar iba a traer consigo muchas otras cosas, como un enorme cansancio físico y mental. Por fin uno puede relajarse por el intenso esfuerzo realizado durante años. Pero, uno también tiene que enfrentarse al vacío post-tesis, y decirle a la mente que esa etapa ya acabó. Cuesta un poco darse cuenta de ello cuando lo único que has hecho durante años es eso. Lo primero que hice cuando acabé de escribir la tesis fue dormir. Dormir durante días, porque el golpe es tan fuerte que la mente y el cuerpo no pueden reaccionar. No me apetecía hacer nada más, sólo dormir. Por otro lado, hay que enfrentarse a esa pérdida de equilibrio provocada por haber olvidado lo que significa vivir.  Hay que aprender a caminar de nuevo, y en eso estamos, un pasito tras otro. 

Esta era la buena noticia que estaba esperando daros desde hace meses. Quería agradeceros a todos vuestro gran apoyo durante todo este tiempo. Me habéis ayudado y animado mucho y os lo agradezco de todo corazón. Sois estupendos! Muchísimas gracias a todos! 

18 comentarios:

Susana dijo...

Hola! Bueno, antetodo, felicidades por haberla terminado... me imagino lo difícil que debe de ser. Durante tres años, tu vida se centra en tu investigación, después esta tesis que te absorbe al 200% y después, debe ser como un gran "anti-climax"... volver a vivir la vida, como muy bien explicas.

Pero lo dicho, muchísimas felicidades por terminarla... hay mucha gente que no lo consigue!

Anónimo dijo...

Lo primero de todo Silvia es felicitarte por acabar tu tesis.Es la primera vez que dejo un comentario en un blog,descubri el tuyo a traves de el de Jacky y me gustó mucho tu forma de contar las cosas que hacias y tus fotos.De nuevo te felicito y te deseo que todo te vaya bien en esta nueva etapa de tu vida.

May

Vane dijo...

Sé lo duro que puede llegar a ser para cualquier persona el tener que escribir una tesis pero pienso que si encima se junta que quien la escribe es una persona tan aplicada y perfeccionista como tú (o eso es lo que yo pienso) la cosa puede ponerse mucho más difícil. Pero yo te entiendo, imagino que habrás querido hacerlo lo mejor posible y no dejar flecos, aunque para ello hayas tenido que sacrificar muchas cosas y parte de tu "vida". Pero no te preocupes que el ser humano es un animal de costumbres. Ahora puede que te cueste un poco "reprogramarte" pero enseguida te acoplarás a tu nueva rutina y todo volverá a la normalidad y, además, mejorada !

Ya te lo dije por mail pero te lo repito aquí: me alegro muchísimo de que hayas concluído esta etapa de tu vida y poder contar con una doctora más entre nuestros cerebritos ;-)

p.d.: buena metáfora la de las zapatillas rojas.

CHucky dijo...

¡Buah! Me costó a mí escribir el proyecto fin de carrera... no me extraña que te haya costado la tesis.

¡Ole, ole y ole! :)

¿Cuándo lees?

Besotes varios.

Sylvia dijo...

Susana muchas gracias!! De momento aún no me situo ni me lo creo. A veces estoy viendo una peli y me llega ese pensamiento de que tengo que irme a escribir! jajajaja... Pero poco a poco espero aprender a vivir de nuevo. Muchas gracias de nuevo!! Un besote!

May, bienvenida!! Qué bueno que te lanzaras a dejar tu primer comentario en esta entrada! Muchas gracias por eso y por tus buenos deseos!! Besitos!

Vane querida, te doy la razón soy muy perfeccionista y tenía que quedar a mi gusto. Quizás a otra persona le habría costado menos, pero yo le dediqué muchísimas horas para que todo estuviera como yo quería. Ya al final creo que se acaba por agotamiento. Vamos, que los últimos días ya daba igual todo, sólo quería acabar!! Me dijo alguien que sólo se acaba cuando ya está uno harto de ella, y tenía razón. El final fue realmente intenso, apenas podía dormir, y era estar sentada delante del ordenador a todas horas trabajando en eso. Tienes razón en que ahora tengo que reprogramarme de nuevo, y espero ir haciéndolo poco a poco. Muchas gracias por todo!!! Besotes!!

Chucky querido!! cuanto tiempo!!! El proyecto sólo?? jajajaja... qué mala soy! La verdad es que me siento como si me hubiera pasado una apisonadora por encima!! jajajaja... pero al mismo tiempo me siento muy alividiada! Y definitivamente se me ha quedado frito el cerebro! jajajaja... Pues leeré cuando a mi supervisor de Nottingham le de a bien acabar de leerse la tesis. En principio ya está corregida por mi otro supervisor, el de Filadelfia, pero falta que este se la lea. Luego se asignan los examinadores, y se fija la fecha. Esto no es como en España, aquí la lectura de tesis es sólo entre dos examinadores y yo. No puede haber nadie más en la sala. No hay presentación sino que ellos hacen todas las preguntas que quieran durante unas cuantas horas. Puede durar un máximo de 5 horas. Al final sólo puede quedar uno! jajajaja... es broma. Y luego, si todo va bien, me graduaré en Julio, con capa y gorro como en las pelis! Besitos cuchi cuchi!!! :)

María dijo...

¡Felicidades!
¡Felicidades! y ¡felicidades!
No se acaba una tesis todos los días, ni siquiera todos los años (aunque eso ya lo sabes).
Ahora, a empezar a desprogramarte poco a poco; a recuperar tus viejas aficiones y ¿por qué no? a aficionarte a otras nuevas; a disfrutar del tiempo sin más.
Un abrazo enorme para una campeona

Sory dijo...

Nos traes buenas nuevas Sylvia. Ya te había dicho que extrañaba tus post y las historias que acompañas con tus fotos maravillosas. Vuelvo a felicitarte por subir un peldaño más en tu vida profesional. Espero que en lo adelante puedas retomar, poco a poco, tu vida tal y como te apetece vivirla, con todos sus detalles. Vuelves con la primavera.

Besos

pati @-;-- dijo...

¡Syl, qué entrada! La foto es ma-ra-vi-llo-sa! La metáfora de las zapatillas es un poema ¡tan cierta!

No me cuesta creer lo que dices acerca de la parte más difícil del doctorado. Es un verdadero compromiso recopilar tres años de investigación y además generar un aporte al campo. Te digo de todo corazón que encuentro admirable tu tarea cumplida... yo nunca pude terminar mi maestría en filosofía por el temor que me inspiraba la bendita tesis.

Me alegro muchísimo por ti, doctora. ¡Muchos éxitos y felicidades!

Beso

Lyn dijo...

De verdad?...terminaste? EXCELENTE! y felicidades!...me alegra muchisimo, yo sé q te has esforzado.
Esa peli a mi tb me encanto y tu foto de las zapatillas es adorable.
Creo q aunq terminast la tesis tu cabeza no se va a detene, tiene toda esa actividad q mencionaste pendiente, más tu trabajo..ect... aunque un descancito no te viene mal.
Gracias a ti por ser tan linda y compartir tanta intimidad.

Raquel dijo...

Hola Sylvia, soy una nueva lectora. Me encantan tus fotos así que si no te importa me pasaré por aquí para disfrutar de ellas. Soy miembro de la Vuelta al Mundo ;)

Enhorabuena por lo de tu tesis. Supongo que te llevará un tiempo adaptarte a la nueva situación, pero seguro sólo necesitas eso mismo: tiempo. A todos nos cuesta cambiar de rutina, es normal.


Un abrazo.

CHucky dijo...

¿El supervisor de Nottingham? ¿De los Not tingham prisas de toda la vida? Ohhh... (¡zas!) LOL

Así que no podemos asistir a la lecutra... vaya... yo que pensaba coger el avión para ir a verlo; no, no, la ceremoña no, que me viene fatal y tal :D

P.D: ¿a que no sabes quién se está mudando estos días para irse a vivir con la parienta? Te doy una pista: empieza por "y" y termina por "o" :D
Besos al gordo.

Sylvia dijo...

María, muchas gracias!!! No me puedo ni imaginar lo de acabar una tesis todos los días!!! jajajaja... por eso de hacer tantas tesis, creo que me habría dado un infarto! Sí, por aficiones que no sea, ahora cuando recupere la energía... Un besote guapa!

Sory, muchas gracias, siempre tan linda!! Aquí la primavera parece que no llega y ya estoy deseando ver esos días cálidos de nuevo. Hoy estuvo nevando todo el día! Pero me encantan los paisajes nevados también. Sí, ahora me toca otra etapa, reconstruirme poco a poco... Un besote!!!

Pati, mi mamá preferida!!! Cómo va nuestro campeón? Tan guapo! A mí ya me robó el corazón!! Filosofía?? No tenía ni idea Pati!! La verdad es que uno se llega a plantear el no acabarla, porque llega un momento que es agotador y parece realmente interminable. Pero todo el sacrificio ya hecho pudo más. Ahora a ver como se dan los otros pasos, porque de momento aún no soy doctora hasta que no me examine, pero estoy un poquito más cerca... Un besote gordo gordo!!!

Lyn querida, tan linda siempre. Terminé de escribir, aunque no he presentado la tesis todavía. Pero para mí lo más gordo era tenerla lista. Muchas gracias por tus buenos deseos! Un besote gordo!

Raquel, bienvenida!! Será un placer tenerte por aquí! Muchas gracias por tus buenos deseos. Sí, sé que es cuestión de tiempo aprender a vivir de otra manera...y como bien dices, eso se consigue con tiempo. Besitos!

Chucky que risa!! sí, esos mismo, los que no tienen prisa!! jajajajaja... A ver, que hace un par de semanas que la mandé y no hay señales de vida... Espero que se la acabe... jajajaja...
Asi que YO se muda con la parienta??? Y qué dicen los padres de YO? Ya se habían hecho a la idea de tenerte allí toda la vida, pobrecitos!! jajajaja... Seguro que en cuanto salgas por la puerta hacen una fiesta!!!! jajajajaja... lo se... muy mala!!! :) Besitos y feliz mudanza!!!

´´Saray´´ dijo...

¡Hola xiqueta! yo me acabo de encontrar con tu blog (me encanta leer los de españoles/as que han emigrado; yo estuve ejem... 10 años en el Reino Unido y regresé a España en el verano del 2.008) y aprovecho para felicitarte por haber terminado la tesis. Amigas mías me cuentan que después de estar 100% centradas en éso durante meses y meses hasta les cuesta el tener tiempo libre, como si fuese ya un concepto extraño para ellas.
Poco a poco, ya verás que en nada te sientes ´liberada´ y con ganas de volver a mil hobbies diferentes.
Un saludo :)

Françoise dijo...

Felicitaciones Sylvi!!! me alegra mucho! la verdad es que te entiendo, es tan dificil!!!
Por fin terminaste esta etapa, es agotador como tu lo dices, pero muy muy satisfactorio! Valio la pena tanto esfuerzo! Ahora no te presiones... deja que la vida normal vuelva a ti jajajaja.
Felicitaciones de todo corazon! te mando un abrazo enorme!!!

Una Zamorana y un Sallentí dijo...

ENHORABUENA!!
Me alegro tanto que encontraras un ratito para pasarte y contarnoslo aqui,...!
Cuando se termina algo como esto el cuerpo se queda vacio, lo se por experiencia. Es como si la razon de tu existencia desapareciera y ya no supieras que hacer.
Recuerdo que al final del mi proyecto sentia que todo me daba igual, que solo queria acabar. Pero por otro lado queria que fuera perfecto, asi que ademas del cansancio y de todo lo que has descrito socialmente, me encontraba entre la espada y la pared de mi propia personalidad. Jajajajaj
Pero todo pasa. Descansa, disfruta de ver pasar el tiempo y te esperamos recuperada y con nuevos objetivos en poco tiempo.

Un beso fuerte

Conchi

Jackie dijo...

Sylvia, cada vez que pienso que terminaste la tesis me entra un fresquito en el alma!

QUE ALIVIOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!

Este blog es caa vez mas bello, que lastima que no tengo mas tiempo para ver blogs :( Vendria cada 5 minutos.

Mil gracias por poner el botoncito de l'Atelier alli, gracias, gracias, gracias!

Tengo que decirte que tus dos fotos de LVM son de mis favoritas absolutas.

TinkerBell dijo...

Hola!!
Te acabo de conocer, he visto tu pequeña bio en LVM!! Tenemos algunas cosas en comun!! que gracia!!

Felicidades por ese gran paso!! Has pasado una pagina gorda del libro, eh??? Ahora a adaptarse otra vez y a disfrutar de la vida!! :)

** besitos!

carlamendes dijo...

Estoy en l'atelier ...
Me gustan tus fotos! :)
Y felicitaciones por el final de la tesis!